El campo reclamó al gobierno por no ser invitados al Pacto de Mayo

image-64
Read Time:2 Minute, 25 Second

La celebración del Pacto de Mayo, en el marco del Día de la Independencia, parece haber provocado más rispideces que acuerdos. Las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) emitieron un comunicado en el que reclama al Gobierno que no fueron invitados. Tampoco lo fueron las otras dos entidades agropecuarias: ni Coninagro ni la Federación Agraria Argentina (FAA). En ese sentido la CRA enfatizó: “La representación, aunque mas no sea simbólica, debió contar con la presencia del campo en su genuina composición”.

“Confederaciones Rurales Argentinas, con sus rurales de base, con su federal distribución, a lo largo y ancho del país, lamenta no haber sido convocada pese a la adhesión pública que la misma efectuara sobre los puntos contenidos en el acuerdo”, dice el comunicado publicado este martes, horas después del acto en que se firmaron los 10 puntos del pacto.

“No es la vanidad la que sustenta la queja, sino que consideramos necesario que el diálogo con el campo sea con todos, incluso con quienes podemos tener ideas, propuestas o gestiones que no encuadren con las medidas dispuestas por el actual Gobierno, como lo hicimos, a su tiempo, con los anteriores”, prosigue el texto.

De hecho, en marzo, la Mesa de Enlace, compuesta por las tres entidades desde 2008, había mostrado interés en participar del Pacto de Mayo. En aquel entonces se sugirió incluir entre los puntos una rebaja de las retenciones, que el Gobierno prometió abordar una vez se eliminara el Impuesto PAIS.

Durante su discurso, después de la medianoche, el presidente Javier Milei enumeró y explicó cada punto. En relación con “el compromiso de las provincias argentinas de avanzar en la explotación de los recursos naturales del país”, expresó:

“El otro compromiso que firmamos hoy aquí, y para el cual vamos a necesitar la voluntad de las provincias, es el compromiso de explotar los recursos naturales que Dios nos ha dado. Dios bendijo a nuestra tierra con una riqueza enorme en recursos naturales. Nos dio la posibilidad de que en cada rincón de la patria los argentinos puedan crear riqueza y desarrollar sus vidas de manera digna. Pero los políticos han escuchado más la demanda de minorías ruidosas y organizaciones ambientalistas financiadas por millonarios extranjeros, que las necesidades de prosperar que tienen los argentinos. Nosotros venimos a cambiar eso, a dejar atrás la demagogia buenista que condena a la miseria a millones de argentinos para tener el beneplácito de unos pocos acomodados. La naturaleza debe servir al ser humano y a su bienestar; no a la inversa”, afirmó el presidente, dejando en claro que las políticas ambientales no le importan en lo más mínimo.

Según recogió La Nación, referentes tanto del Coninagro como de la FAA expusieron su rechazo ante la falta de convocatoria e hicieron notar que, durante el discurso, no se realizó ninguna mención directa a términos vinculados al campo, tales como “producción” o “agroindustria”.

Fuente: Infonews

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Scroll al inicio