Nueva edición de Precios Justos, apoyo de los súper y críticas de almaceneros

Read Time:5 Minute, 12 Second

El nuevo acuerdo de precios prevé topes en los precios, beneficios impositivos para las empresas y sanciones para los incumplidores. Los supermercadistas se muestran optimistas y los almaceneros sostienen las críticas. 

En el marco de la batería de anuncios que realizó el ministro de economía Sergio Massa a principio de semana, el gobierno nacional renovó el programa Precios Justos con el objetivo de congelar precios y fijar topes de subas, ante la escalada de los inflacionaria como consecuencia de la devaluación del 22,5% del dólar oficial y la corrida del dólar paralelo que llegó a superar los $780 pesos en Córdoba. Esta nueva edición del programa presenta algunas diferencias respecto de las anteriores. Se trata de un convenio con 340 empresas que abarcan diferentes rubros como consumo masivo, calzado, indumentaria, línea blanca, motos, electrodomésticos, supermercados y mayoristas que se comprometieron a fijar un tope de aumento del 5% en sus precios durante 90 días a cambios de beneficios fiscales e impositivos, según informó el equipo económico en conferencia de prensa.

La negociación estuvo a cargo del titular de Aduana, Guillermo Michels, junto a Matías Tombolini, titular de la Secretaría de Comercio y el secretario de Política Económica, Gabriel Rubinstein, quienes participaron del anuncio junto al titular de AFIP, Carlos Castagneto.

Empresas, con beneficios impositivos

Como moneda de cambio, el gobierno planteó una serie de exenciones impositivas y fiscales para aquellas empresas que firmen el acuerdo. El decreto que lleva la firma del presidente Alberto Fernández establece que aquellas compañías que participen del acuerdo gozarán de una serie de beneficios impositivos. Entre los puntos destacados, el documento señala la reducción al 0% de la alícuota del derecho de exportación para las mercaderías comprendidas en las posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del Mercosur (NCM). Asimismo, prevé la exención del pago del impuesto PAIS para la importación de bienes y servicios; certificado de no retención de impuesto a las ganancias y la exclusión de la percepción del IVA sobre la importación definitiva de bienes. Por último, también está contemplada una prórroga de vencimientos para el pago de impuestos y obligaciones seguridad social de las empresas. 

De este modo, el gobierno resigna recaudación a cambio de una suba tope en materia de precios. Sin embargo, quienes no cumplan con el acuerdo tendrán sanciones. Según explicó el titular de la cartera económica en diálogo con el canal Todo Noticias, “el que firme el acuerdo y no lo cumpla, ya no son simplemente una multita de la Secretaría de Comercio porque está accediendo a beneficios impositivos”.

“Los aumentos del 5% son para todos los productos a excepción de las yerbas”

La Nueva Mañana habló con referentes de los sectores involucrados para conocer los alcances del nuevo programa en la provincia de Córdoba. Víctor Palpacelli, titular de la Cámara de Supermercados, se mostró optimista por el nuevo programa y consideró que “en tanto y en cuanto los proveedores cumplan con el acuerdo, en entregas y precios pactados es mejor que las ediciones anteriores”. Además, señaló que como cámara están obligados a reportar a aquellos proveedores que remarquen por encima del precio pactado, como así también si restringen el stock para los supermercados o cambian condiciones de promociones anteriores. Cabe destacar que el acuerdo involucra unas 80 empresas del rubro supermercadista, aunque el número no está cerrado ya que continúan en negociación. 

“Los aumentos del 5% son para todos los productos a excepción de las yerbas que tendrán un incremento del 15% en el primer tramo y dos de 5%”, explicó el titular de los supermercadistas, debido a las condiciones desfavorables de producción del sector: incendios que afectaron las plantaciones seguido de la sequía. 

“Al no haber un listado de productos es beneficioso”

Por su parte, Juan Carlos Martín, gerente general de la cadena Mariano Max y vocal de la Cámara de Supermercados, consideró que “al no haber un listado de productos es beneficioso porque de haberlo bajan tres o cuatro y ahí es cuando se produce desfasaje muy grande”. En Córdoba, el programa Precios Justos ha sido cuestionado en ediciones anteriores por el bajo alcance del mismo, ya sea en los comercios como en la mercadería. En relación a la disponibilidad de los productos incluidos en el acuerdo, Palpacelli señaló que por las condiciones de este programa, el alcance debería estar garantizado en las cadenas del interior y no estar sólo concentrado en las grandes ciudades; y contemplado en el stock habitual de cada empresa. 


Centro de Almaceneros: “No nos convocaron”

Las críticas no tardaron en llegar. La gerenta del Centro de Almaceneros de Córdoba, Vanesa Ruiz, dijo a La Nueva Mañana que nuevamente no fueron convocados pese a los diálogos previos con el secretario de Comercio. “Le hicimos llegar a Tombolini un informe del sector pero las nuevas autoridades de negociación no nos convocaron”, sostuvo. En el informe los almaceneros exponen la realidad del sector del comercio minorista y de cercanía de Córdoba, del cual muchas familias de bajos recursos se proveen, detallando cuáles son los precios a los que acceden y que imposibilitan competir con las grandes superficies. Además, Ruiz sostuvo que “el acuerdo es para el mayorista y los proveedores descargan los aumentos con el sector minorista y esto pone en jaque también a nuestros comercios”.

Azúcar, carne y fideos, con fuertes incrementos de precio en agosto

En el relevamiento de precios que realizó el departamento de estadísticas del Centro de Almaceneros durante las primeras semanas de agosto se encontraron con incrementos por encima del 20%. “Las subas más fuertes del mes se dieron en el arroz con un 30%, carne con un 37% y fideos 32%. Sin duda el azúcar es el producto que sostiene la suba, este mes fue del 50% llegando a costar casi mil pesos el kilo de una primera marca”, explicó Ruiz. Debido a las constantes subas, desde la entidad que nuclea a los comercios de cercanías apuntaron nuevamente a la necesidad de una canasta con precios diferenciales para los productos de máxima rotación. “Muchos de nuestros clientes pueden comprar porque tienen algún programa estatal como la AUH o la Tarjeta Alimentar”, por lo que consideran oportuno anexar la quita del IVA para este grupo de beneficiarios.

Fuente: La Nueva Mañana

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Scroll al inicio