Córdoba anunció que transformará todos sus residuos en biocombustibles

Read Time:6 Minute, 14 Second

Mediante un programa que fue difundido este martes, la provincia de Córdoba anunció que saldrá a la búsqueda de residuos orgánicos de origen agropecuario, industrial o domiciliario para generar biomasa con el foco puesto en la producción de biocombustible y energías alternativas.




Y cuando se refiere a residuos, menciona desde neumáticos de desecho, membranas asfálticas o restos de poda, vidrio, madera, papel, aceites vegetales usados y grasas, plástico, carbón, tetra pack, textiles y fibras, e incluso lo producido por un biodigestor o los cadáveres animales.

Con ese fin, Córdoba creó un programa especial de gestión para residuos no peligrosos que puedan ser reutilizados y/o valorizados para generar biocombustible, que incluye un registro de generadores y operadores y pone en marcha una plataforma digital por donde se tendrán que hacer los pedidos de retiro y transporte, para obtener el emitirán los certificados de disposición final y de “generador responsable”.

“La disposición incorrecta de algunos residuos, aunque no sean caracterizados como peligrosos, se advierte que puede provocar impactos negativos en el ambiente. Por eso, es clave fomentar procesos productivos que aprovechen el valor energético de la materia orgánica que se desecha, porque promueve la economía circular y coopera en la diversificación de la matriz energética a través de la participación de las bioenergías”, se lee en los fundamentos del proyecto.

“En ese marco debe abordarse la producción, distribución, consumo y reciclado de forma virtuosa; promoverse la valorización y reincorporación de los residuos; fortalecerse los circuitos de recolección y recuperación como parte de nuevos circuitos productivos; y de esta forma, evitar la utilización de nuevos recursos naturales y promover el aprovechamiento de todo tipo de biomasa con contenido energético”, indicaron fuentes de la provincia de Córdoba.

Fuente energética renovable

Aunque la conciencia del cambio climático y la necesidad de trasmutar hacia energías renovables ya lleva varios años, en la actualidad las principales fuentes energéticas continúan siendo fósiles (carbón mineral, gas natural y petróleo), las cuales no son renovables.

Es por esta razón, que el compromiso más importante que tomaron los países del mundo es el de ir buscando nuevas fuentes de energía, que sean limpias y renovables, como son la solar, eólica, geotérmica y bioenergía. En particular, esta última, que proviene del aprovechamiento de la biomasa, la cual puede transformarse para obtener energía eléctrica, energía calorífica o biocombustible.

La biomasa se define como “todo material orgánico formado por la vía biológica”, y una de las principales es la que se obtivene de los residuos. En este sentido, el biocombustible se pueden producir a partir de diferentes residuos de origen orgánico, derivados de procesos agrícolas (pajas), forestales (aserrín de madera), agroindustriales (bagazos), agropecuarios (excrementos, grasas animales) y de uso urbano (aceites de cocina usados).

Como lo indica la iniciativa, en la provincia de Córdoba hoy el objetivo es sumar el concepto de economía circular y continuar haciendo del biocombustible su principal proveedor.

Cabe recordar, que un informe elaborado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) ubicó a la provincia de Córdoba como la principal productora de biocombustibles del país, con un volumen total de 21,7 millones de toneladas (Mt) de maíz y 7,2 millones de toneladas de aceite de soja en la campaña 2020-2021.

Es por esta razón que el mayor interés está puesto en captar los residuos de las actividades productivas relacionadas con el aprovechamiento de la biomasa, con especial énfasis en el entramado de pequeñas y medianas empresas agropecuarias y agroindustriales. Este es el mayor potencial de producción de energías alternativas en Córdoba.

Una matriz energética diferente

En las últimas horas, el ministerio de Coordinación y el Ministerio de Servicios Públicos Fabián López firmó junto al Secretario de Ambiente, Juan Scotto y el Secretario de Biocombustibles y Energías Renovables, Sergio Mansur, una Resolución Conjunta que crea el “Programa especial de gestión de residuos no peligrosos” con el que se busca facilitar la vinculación entre las fuentes de generación de residuos no peligrosos con actividades productivas que puedan transformar esos residuos en un insumo para dar lugar a otro producto o, para la generación de bioenergías.

Al respecto, López sostuvo: “Estamos trabajando en una matriz energética diferente, donde los residuos que puedan ser aprovechados, sean valorizados energéticamente, impulsando la generación de biogás, y con ello, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, agregando valor, generando empleos y fomentando las inversiones”

Del mismo modo, el ministro señaló que la aplicación mencionada podrán registrarse tanto los generadores de los residuos contemplados en la resolución como los operadores que los recepten; y que estos últimos, podrán otorgar a los generadores un “Certificado de Disposición Final” del residuo.

Otra iniciativa que forma parte del programa, consistirá en un “Estudio del potencial de biogás en la Provincia de Córdoba”. El proyecto consiste en el estudio e investigación de los recursos de biomasa para producción de biogás fin de identificar y trabajar los aspectos necesarios de política pública para su desarrollo en la generación de energía y el transporte.

“Estos programas se suman a toda una serie de iniciativas que desde la Provincia venimos llevando adelante apuntando al crecimiento económico sostenible y el cuidado de nuestros recursos naturales; buscando no solo reconvertir nuestra matriz productiva sino también incorporar energías limpias y potenciar un desarrollo territorial parejo”, destacó la ministra de Coordinación, Silvina Rivero. Y agregó: “Todas estas iniciativas tienen un factor común: la mirada puesta en el modelo de provincia que queremos y la capacidad de trabajar juntos el sector público, privado, productivo, académico, los gobiernos locales, diseñando e instrumentando las políticas públicas que necesita Córdoba”.

Otros proyectos

Por otra parte, como un instrumento más para impulsar proyectos locales que aceleran la transición hacia una matriz energética sostenible, se anunció un formulario para declarar interés en postular proyectos, bajo el marco del acuerdo firmado por el Ministerio de Servicios Públicos, con la Climate Action Reserve de California y la Bolsa de Valores de México (MEXICO2) para la adaptación al Protocolo de Captura de Metano en Proyectos Ganaderos y en proyectos de Rellenos Sanitarios.

Finalmente, se presentó también el “Programa de aprovechamiento energético de residuos”, en el que, a través de un Convenio con el Consejo Federal de Inversiones se financiarán Proyectos de Prefactibilidad de Biodigestores. Empresas, fundamentalmente del sector de la producción agropecuaria y agroalimentaria que estén interesadas en estudiar la posibilidad de tratar sus residuos o efluentes orgánicos por medio de biodigestores, podrán acceder a esta asistencia económica para analizar la prefactibilidad del proyecto.

“Desde la Secretaría de Ambiente venimos trabajando en este sentido, a través del Programa de Acciones Sustentables, que acompaña a los productores en la implementación de buenas prácticas ambientales, y también con la puesta en marcha del Registro de Huella de Carbono, el primer inventario a nivel provincial. Por eso estamos trabajando de manera articulada y construyendo alianzas con actores que se proponen los mismos objetivos y son herramientas que nos sirven para mejorar la política pública, para generar planes de acción y para poder innovar”, concluyó el secretario de Ambiente, Juan Carlos Scotto

Y precisa: “Córdoba cuenta con un enorme potencial bioenergético a partir del aprovechamiento de biomasa residual que aún no es explotada en toda su capacidad para la generación de bioenergías y biocombustibles, lo que permitiría capturar residuos orgánicos de otras actividades para producir energía y con ello, entre otros beneficios, evitar pasivos ambientales y reducir la emisión de gases de efecto invernadero y diversificar la matriz energética provincial”.



Fuente: Noticias Ambientales

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Scroll al inicio