El INCAA avanza en el Censo Nacional Audiovisual

Read Time:1 Minute, 45 Second

Al cine argentino hay que cuidarlo y las críticas al Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) arrecian desde hace tiempo por la falta de interés demostrada por las distintas gestiones a la hora de salvaguardar el patrimonio audiovisual. La falta de una cinemateca nacional es una de las causas y uno de los temas que más se subrayan al momento de los señalamientos.





Quizá, el anuncio de la realización de un denominado “Censo Nacional de Acervo Audiovisual” ayude a paliar el déficit.

Según informó el INCAA, el censo en cuestión sigue “recibiendo información para construir un relevamiento a nivel nacional y conocer la existencia, preservación y acceso de nuestro patrimonio audiovisual”.

Actualmente, el Censo se encuentra en una segunda etapa de convocatoria, en la que se invita a quienes posean material audiovisual o documentación sumarse al relevamiento.

En la primera etapa se censa el patrimonio de instituciones y universidades públicas, archivos, bibliotecas, secretarías de cultura y museos nacionales, provinciales y municipales.

Se  busca con ello, según el INCAA, “un primer acercamiento a la magnitud de nuestro acervo, su estado de conservación, un mayor conocimiento de los tipos de soportes y formatos y de la documentación asociada existente, y obtener información sobre la ubicación, las condiciones de acceso, reproducción y uso del acervo audiovisual, tanto público como privado”.

Quienes posean películas o bandas sonoras –en cualquier formato–, documentos gráficos y/o fotográficos o archivos asociados a materiales audiovisuales, pueden colaborar de manera virtual, en todo el territorio nacional, a través del siguiente formulario online que dispuso el Instituto de Cine.

La finalidad del Censo es generar un mapeo del material audiovisual que se preserva en Argentina, impulsando encuentros sobre buenas prácticas, lineamientos y procedimientos comunes para su tratamiento. Asimismo, el relevamiento permite concientizar sobre la importancia de la existencia y la correspondiente conservación y acceso de esos acervos para el país, y da la posibilidad de evaluar, elaborar y llevar adelante una política de gestión documental integral conjunta. Además, puede orientar al investigador y al público en general en la búsqueda de fuentes primarias.


Fuente: Infonews

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Scroll al inicio