A 78 años del bombardeo en Hiroshima, Japón rechazó el uso de armas nucleares

Read Time:2 Minute, 35 Second

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, criticó hoy las amenazas de Rusia de usar armas nucleares en el marco de la guerra en Ucrania, al conmemorar el 78 aniversario del lanzamiento de la bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima.

La celebración de un nuevo aniversario del bombardeo atómico de la ciudad por parte de Estados Unidos llega después de que el ataque ocupara un lugar central cuando fue sede de la cumbre del Grupo de los Siete países más industrializados (G7), en mayo.

Alrededor de 140.000 personas murieron el 6 de agosto de 1945 y 74.000 en Nagasaki tres días después, cuando Estados Unidos lanzó bombas nucleares en esas dos ciudades japonesas días antes del fin de la Segunda Guerra Mundial.

“Japón, como única nación que ha sufrido bombardeos atómicos en la guerra, continuará los esfuerzos por un mundo libre de armas nucleares”, dijo el primer ministro japonés en una ceremonia en Hiroshima, informó la agencia de noticias AFP.

“El camino para lograrlo se está volviendo cada vez más difícil por las profundas divisiones en la comunidad internacional acerca del desarme nuclear y por la amenaza nuclear de Rusia”, lamentó.

“Los líderes de todo el mundo deben enfrentar la realidad de que las amenazas nucleares que ahora expresan ciertos hacedores de políticas revelan la locura de la teoría de la disuasión nuclear”, expresó, por su parte, el alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui.

Matsui agregó que “deben tomar medidas concretas de inmediato para llevarnos del presente peligroso hacia nuestro mundo ideal”.

“Es cada vez más vital recuperar el impulso internacional hacia la consecución de un mundo libre de armas nucleares”, añadió Kishida.

El líder japonés, cuya familia es originaria de Hiroshima, insistió en que la “devastación en Hiroshima y Nagasaki por cuenta de las armas nucleares jamás puede repetirse”.

Los comentarios de Kishida hacen eco a los del secretario general de la ONU, António Guterres, quien emitió un comunicado sobre el aniversario del bombardeo a Hiroshima en el que criticó que “algunos países están blandiendo de manera imprudente el sable nuclear nuevamente, amenazando con usar estas herramientas de aniquilación”.

“De cara a estas amenazas, la comunidad global debe hablar al unísono. Cualquier uso de armas nucleares es inaceptable”, dijo Guterres.

En la ceremonia en Hiroshima, miles de personas, entre sobrevivientes, familiares y dignatarios de un récord de 111 países, oraron por las víctimas fatales y heridos y pidieron la paz mundial.

Sin embargo, por segundo año consecutivo, desde que estalló la guerra entre Rusia y Ucrania el 24 de febrero de 2022, Hiroshima no invitó a Rusia ni a Bielorrusia al evento debido a la invasión de Ucrania.

Los participantes, muchos de ellos vestidos de negro, ofrecieron un momento de silencio a las 8.15 hora local, cuando se lanzó la primera bomba nuclear en una guerra.

A comienzos de mes, más de 100 revistas médicas alrededor del mundo emitieron una inusual petición conjunta para eliminar de manera urgente las armas nucleares, y advirtieron que la amenaza de una catástrofe nuclear es “grande y creciente”.

Fuente: La Nueva Mañana

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Scroll al inicio