Mujeres en la industria del caucho: fomentando cambios en todas las áreas

Read Time:4 Minute, 15 Second

En febrero de 2019, durante un almuerzo entre mujeres dedicadas al caucho y a los neumáticos, que compartían expectativas, dificultades y propósitos en común, dialogaron sobre la intención de aportar mejoras y abrir camino para las más jóvenes que estaban iniciando su camino en el rubro. El objetivo era que no atravesaran las mismas dificultades que ellas habían tenido. Y es así como surgió, de manera espontánea, la red llamada Mujeres y Caucho.

“Hoy alcanzamos el reconocimiento de la mujer en la industria del caucho y el neumático, donde participan profesionales del área comercial, ingenieras y químicas, entro otras; liderando sectores de gran responsabilidad”; aseguran. 

“Nuestro propósito es convocar a todas las mujeres de la industria del caucho y el neumático, además de visibilizar los productos y servicios producidos. Generar y mantener canales de comunicación abiertos para lograr una mayor difusión de las actividades que cada una representa. La capacitación es otro de nuestros ejes para lograr un mayor perfeccionamiento en la actividad para todas las mujeres”, explicó Patricia Malnati, fundadora de este colectivo que conforman alrededor de 122 integrantes, las cuales son empresarias, comerciantes, académicas, profesionales y emprendedoras. 

Son mujeres de la industria del caucho y el neumático al frente de empresas familiares, y en varios casos van por la segunda y tercera generación en el rubro. Hay miembros de pequeñas, medianas y grandes empresas, también de comercios y emprendedoras recicladoras de neumáticos, comprometidas con el empoderamiento económico y sostenible.  

Y como colectivo, están vinculadas y fomentan la Economía Circular. A propósito, Malnati le explicó a LA NUEVA MAÑANA: “Varias de las integrantes de Mujeres y Caucho se desempeñan en el marco de la economía circular: realizan recapado de neumáticos, hay emprendedoras que reutilizan los retazos de caucho para productos de diseño, y también investigadoras del reciclado de NFU ((Neumáticos Fuera de Uso), etcétera. Actualmente, el paradigma de economía circular promueve la optimización de recursos, la reducción en el consumo de materias primas y el aprovechamiento de los residuos, reciclándolos o dándoles una nueva vida para convertirlos en nuevos productos”. 

Malnati, que además es presidenta de Jomsalva, firma líder en la industrialización del caucho, relató: “Por ejemplo, la doctora arquitecta María Paz Sánchez Amono del Centro Experimental de la Vivienda Económica (CEVE-Conicet), nos comenta que el proyecto tejas en base a caucho y plástico reciclados, utiliza un cien por ciento de materiales reciclados, colaborando así en la descontaminación del medio ambiente. Es decir, que se emplean los residuos utilizados como recursos para reingresar al sistema productivo. Este trabajo fue realizado conjuntamente por el CEVE-Conicet y el Centro de Investigación, Desarrollo y Transferencia de Materiales y Calidad (Cintemac-UTN)”.

Reutilizar
Otra integrante de esta agrupación es Carina Bolis, de Bustinza Goma SA, empresa dedicada a la manufacturación y elaboración del caucho, orientada el 80 por ciento al sector agrícolo-ganadero.
Ella, al observar que debido al proceso de producción son generadores de residuo elastomérico, comenzó una ardua investigación, teniendo en cuenta que el caucho no es un material que les permita un ciclo de reciclado.
Cuando el elastómero se vulcaniza, se producen reacciones químicas de carácter irreversibles. Por tal motivo, actualmente cuentan con su propia planta de reciclado, donde no solo procesan sus propios residuos, sino también celebran convenios con municipios para la recepción de NFU.

De esta forma, se utiliza el polvo de caucho, obtenido del proceso de reciclado como cargas inertes en sus formulaciones, para la elaboración de piezas de bajas exigencias, generalmente de carácter estáticas. Las mismas se devuelven en porcentaje como contrapartida a los municipios, como por ejemplo en pisos de goma para plazoletas, jardines de infantes (al ser amortiguantes de lesiones), goma en plancha, hamacas o lomos de burros. Basados en el concepto de economía circular, generando un sistema de recuperación, estas mujeres convierten sus insumos y fomentan la fabricación de otros productos, claves fundamentales para una economía verde.

Es por esta razón que Carina afirmó: “O nos quedábamos con el problema o éramos parte de la solución”.
Otro ejemplo que compartió Malnati sobre la fomentación de la economía circular dentro de la agrupación Mujeres y Caucho, es el de Natalia Figueira, de Neumáticos Antártida y presidente de UCON (Unión Comerciantes en Neumáticos).

“Ella es la tercera generación que lidera la empresa familiar originaria de LLavallol, fundada en 1971, dedicada al recapado de neumáticos. Se trata de la primera Planta de Reconstrucción de Neumáticos para camiones y ómnibus certificada por INTI. A través de este proceso se le otorga una nueva vida útil al neumático, reduciendo la cantidad de NFU en nuestro país. De esta forma, otorga un gran beneficio para el ambiente y la reducción de costos para flotas”.

Por mucho más
Nuclearse, generar vínculos, compartir conocimientos, aprendizajes, enseñanzas, ser agentes de cambios, y fomentar una sociedad sustentable a través de diversos detalles que se hacen gigantes. No se quedan quietas y van por más, además de participar de congresos y capacitarse en forma permanente. A propósito de esto, señalaron que en septiembre estarán participando de un seminario en Lima, Perú, denominado “Jornadas de Reciclado de Neumáticos”.

Fuente: La Nueva Mañana

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Scroll al inicio