Caso Cecilia: César Sena y sus padres se negaron a declarar

Read Time:3 Minute, 3 Second

César Sena (19) y sus padres, Emerenciano Sena (58) y Marcela Acuña (51), esposo y suegros, respectivamente, de Cecilia Strzyzowski, se negaron a declarar al ser convocados para ampliar sus indagatorias.

Los Sena fueron trasladados durante la madrugada del jueves a la sede judicial situada en avenida 9 de Julio 236, para ser notificados de las nuevas pruebas incorporadas al expediente y ampliar sus declaraciones como imputados. Los tres se abstuvieron de hacerlo.

Imputaciones

César está imputado por el delito de “homicidio triplemente agravado por el vínculo, por femicidio y por el concurso premeditado de dos o más personas” y, en el de sus padres, como coautores del “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”.

Los instructores decidieron llevar adelante la diligencia pasadas las 5 de la madrugada, ante rumores sobre una posible manifestación en repudio a los acusados en la puerta de la sede fiscal, dijeron fuentes judiciales.

“La fiscalía necesitaba sumarle todas las pruebas que se fueron agregando los días posteriores a su declaración de imputado anterior y notificarle bien las calificaciones legales”, explicó Gómez a la prensa, tras confirmar que los siete imputados fueron indagados nuevamente, aunque el único que “hizo una pequeña ampliación” fue el chofer de la familia Sena, Gustavo Obregón (42), ya que el resto se negó a declarar.

Respecto a los cuatro detenidos externos a la familia indagados el miércoles, es decir, Obregón, su esposa Fabiana González (36), el casero Gustavo Melgarejo (29) y su mujer Griselda Reinoso (41), el fiscal confirmó que se les cambió la calificación inicial – estaban acusados como partícipes del femicidio-, por la de “encubrimiento agravado”, que prevé penas de entre 1 y 6 años de cárcel.

Gómez dijo que, junto a sus colegas Jorge García Olivera y Nelia Velázquez, tiene previsto resolver este jueves las situaciones procesales de los siete detenidos, es decir si les dictan o no las prisiones preventivas en el marco de la causa.

El fiscal comentó que si bien podrían tomarse “dos horas más del día posterior, que vencería el viernes a las 9 de la mañana”, manifestó estar “casi seguro” de que “va a ser hoy”.

Los resultados robustecen la hipótesis de la fiscalía

En lo que va de esta semana se sumaron al expediente los resultados de diversas diligencias que robustecen la hipótesis de la fiscalía, que apunta a que Cecilia fue asesinada en la casa de sus suegros y su cuerpo triturado, quemado y descartado en distintos sectores de Resistencia.

Es que antropólogos forenses del Poder Judicial de Córdoba confirmaron el pasado martes que los restos óseos secuestrados en el río Tragadero, cercano a la chanchería de la familia Sena, son humanos y pertenecen a una misma persona adulta, por lo que ahora se aguardan los resultados de ADN para confirmar sin son de Cecilia.

Además, se confirmó que en un colchón que los Sena regalaron a un vecino “se encontró sangre humana”, lo que avala la pista de que el hecho se produjo en esa casa de Santa María de Oro 1460, propiedad de la pareja acusada.

Ese colchón pudo ser el mismo en el que tanto Acuña como González aseguraron en sus primeras indagatorias haber visto “un bulto envuelto en una manta” la tarde el 2 de junio, cuando la joven desapareció.

En el caso de confirmarse que se trata de un rastro femenino, los fiscales dispondrán un cotejo de ADN con el patrón genético de Gloria Romero, madre de Cecilia, lo que harán ahora con los restos óseos humanos hallados en el marco de la pesquisa.

Fuente: La Nueva Mañana

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Scroll al inicio