A los globazos amarillos: Bulrrich destrozó a Larreta y se desangra el macrismo

Read Time:3 Minute, 33 Second

Los precandidatos presidenciales de Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, se encuentran en su máximo punto de enfrentamiento. El alcalde porteño salió a desmarcarse de Macri y su adversaria; y desdibujada en la internaBullrich brotó en furia y no ahorró en descalificativos para el Jefe de Gobierno, arriesgando así la unidad de la alianza opositora.




Con las encuestas arrojando números diferentes sobre el resultado de la PASO entre Larreta y Bullrich, cada precandidato delinea los trazos finales de sus campañas electorales.

Pocas horas antes del cierre de listas, el intendente de CABA anunció al gobernador jujeño y líder de la UCR nacional, Gerardo Morales, como compañero de fórmula. Las impactantes imágenes de la brutal y sangrienta represión de Morales en Jujuy, lejos de desalentar al larretismo, entusiasmó al equipo de campaña ya que consideran que le aporta un punto seductor para el votante opositor duro, afín a la mano dura.

A Morales también se le debe sumar el precandidato a senador nacional por la provincia de Buenos Aires por el larretismo, el ultra liberal José Luis Espert. En una movida impracticable pero de resonancia mediática, el ahora larretista pidió la expulsión de la Cámara de Diputados de los cuatro legisladores nacionales del Frente de Izquierda por haber participado de las protestas de Jujuy.

La propuesta de Espert es impracticable, pero va en la línea de imprimirle a la campaña  de Larreta un perfil “más duro” para disputar con Bullrich en las primarias de Juntos. Se supone que si pasa a las generales, su discurso se moderará.

Todos estos condimentos dejaron desdibujada a Bullrich en la interna amarilla. Y como detonante final se le deben sumar las últimas declaraciones del Jefe de gobierno porteño, donde se desmarcó fuerte de su adversaria y de su ex jefe político, Mauricio Macri.

El alcalde dijo que su contrincante en la PASO apuesta a imponer el mismo modelo de Macri, y opinó que ese modelo “ya fracasó“.

Larreta viene sosteniendo una supuesta línea dialoguista. El jefe de Gobierno sostiene que el discurso duro de Bullrich y Macri puede alcanzar para ganar una elección, pero luego no les permitirá gobernar.

Asegura hace tiempo que para sostener un gobierno a largo plazo hay que acordar con “el 70 por ciento” de los sectores políticos, es decir, todos menos el kirchnerismo, sobre el que dice que va a operar para “terminarlo para siempre“, una importante contradicción al discurso “dialoguista“.

Continuando su despacho contra Macri y Bullrich -a quienes se concentró en igualarlos y juntarlos- Larreta dijo:

Ese modelo fracasó. Mirá como estamos hoy siguiendo ese modelo. Es lo que intentó Mauricio Macri, yo propongo algo diferente“, dejó claro.

Enfurecida y desdibujada, Bullrich no esperó un minuto para brotar de furia contra su adversario interno:

“Me parece de una enorme bajeza moral, oportunismo y falta de ética que Larreta, que se jacta de haber trabajado 20 años con Macri, haga cualquier cosa con tal de conseguir un voto”, le tiró.

“Hay límites en una campaña, es un ventajero total, no puede decir algo así de quien fue su jefe político durante tanto tiempo. Me parece muy deleznable. Es todo muy oportunista lo que dice”, bramó Bullrich.

Desmadrando la interna, a los dichos de Bullrich se sumaron otras voces afines, como su compañero de fórmula, Luis Petri, el precandidato a gobernador bullrichista Néstor Grindetti y el armador de la ex ministra, Juan Pablo Arenaza. Todos se hicieron eco del mote de “oportunista” para Larreta.

En el PRO ya comienzan a preguntarse cómo harán para trabajar juntos ganadores y perdedores después de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias. Algunos van más allá y consideran que con actual nivel de vehemencia Larreta y Bullrich están cerca de un “punto de no retorno“.

La guerra total entre los candidatos también podría erosionar sensiblemente sus desempeños electorales, especialmente tras la publicación de las primeras encuestas post cierre de listas, en donde el precandidato oficialista Sergio Massa es el postulante con mayor intención de voto de todo el arco político.


Fuente: El Agora digital

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Scroll al inicio