Gendarmes trabajan con un georradar en la casa de los Sena

Read Time:2 Minute, 39 Second

Peritos de Gendarmería Nacional trabajaban este sábado en la búsqueda de los restos de Cecilia Strzyzowski, desaparecida el 2 de junio último en Resistencia, mediante la utilización de un georradar en la casa de Emerenciano Sena y su esposa Marcela Acuña, donde se presume que fue la escena primaria del crimen de la joven.

Con la supervisión del fiscal Jorge Cáceres Olivera, el procedimiento es llevado a cabo desde las 9.15 en el caserón de la calle Santa María de Oro 1.460, donde las cámaras de seguridad tomaron a Cecilia ingresando junto a su esposo César Sena a las 9.15 de la mañana del 2 de junio pasado y nunca más se la vio salir.

Una decena de efectivos de la Policía Caminera de Chaco mantenían cortado el paso tanto de vecinos como de vehículos desde unos 100 metros antes de la llegada a la casa y generaba expectativa en familiares y amigos de la víctima.

Algunos vecinos, que por temor preferían no dar a conocer sus nombres, expresaban el repudio al dirigente piquetero Sena y a su esposa Acuña ante las sospechas de su participación en el crimen.

Dentro de la vivienda donde se presume que fue estrangulada Cecilia trabajaban seis integrantes del equipo de Georradar de la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería que viajaron especialmente anoche desde Buenos Aires.

Las fuentes consultadas por Télam explicaron que el primer lugar en el que fue utilizado el georradar fue el patio de la vivienda, pero luego los peritos se trasladaron por cada uno de loa ambientes de la vivienda.

También participan ocho expertos de la Unidad de Criminalística de la Agrupación Chaco que Gendarmería tiene en la provincia y hasta un can adiestrado en la búsqueda de restos humanos que también fue traído directamente desde Buenos Aires, explicaron fuentes de la investigación a Télam.

“Todos los peritos de Gendarmería están trabajando en conjunto con el Gabinete científico del Poder Judicial de la Provincia del Chaco”, dijo el investigador consultado.

Los investigadores solicitaron ayer mismo la utilización del georradar que posee Gendarmería para intentar determinar si los restos de Cecilia pudieron haber quedado ocultos en algún lugar de la casa.

Este tipo de procedimientos ya fue utilizado en el marco de otras investigaciones policiales en búsqueda de cadáveres, como en el femicidio de Stella Maris Sequeira en el partido de Ezeiza, por cuyo caso fue condenado el abogado Rubén Carrazzone a pesar de que jamás fue encontrado el cuerpo.

Fuentes de la investigación aseguraron que, tras el operativo que se realiza en la casa de Santa María de Oro 1460, los peritos de Gendarmería tienen previsto trasladarse al barrio Emerenciano, para trabajar específicamente sobre menos de cien metros de la calle José María Paz que fue pavimentada tras la desaparición de Cecilia y que, una de las hipótesis, es que los asesinos pudieron haber esparcido los restos debajo del asfalto.

Las sospechas sobre esa calle asfaltada surgió a raíz del testimonio de vecinos que señalaron a los investigadores que ese trabajo de pavimentación fue realizado durante la madrugada, un horario inhabitual para ese tipo de procedimientos.

Fuente: La Nueva Mañana

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Scroll al inicio