Gremios del transporte piden la regularización de personal de plataformas digitales

Read Time:3 Minute, 25 Second

Los sindicatos del transporte afiliados a la Federación Internacional de Trabajadores de la actividad (ITF) reclamaron «la inmediata regularización del personal que cumple tareas en las plataformas digitales», en el contexto de un Foro que analizó esa problemática.

El encuentro se realizó este viernes durante más de tres horas en la sede de la Asociación Sindical de Motociclistas, Mensajeros y Servicios (Asimm), en el barrio porteño de San Telmo, y participaron, entre otros, Marcelo Pariente, su titular; Miguel Soto, adjunto del Sindicato de Peones de Taxis (SPT); Omar Plaini (canillitas y senador bonaerense por el Frente de Todos); Jorge Aruto (coordinador nacional de la ITF Argentina); Emiliano Addisi, (regional adjunto de la ITF Américas), y Federico Addisi, autor del libro «Visión crítica de la IV Revolución Industrial: una mirada desde el peronismo», según se indicó un comunicado.

Los participantes debatieron respecto de cuatro ejes temáticos: el contexto regional de la problemática de los trabajadores de plataformas desde los estudios de la ITF; los proyectos de ley presentados por legisladores de extracción sindical; el mapa global sobre la penetración de las plataformas en el mundo y la región y los escenarios actuales y la unificación de acciones globales para revertir ese flagelo de los trabajadores del sector.

“Es imprescindible una estrategia regional conjunta para contrarrestar el lobby empresarial sobre la base de la organización, los cuadros sindicales y una legislación a favor de los trabajadores”, resaltó Emiliano Addisi, en tanto Plaini realzó su iniciativa parlamentaria, que sufrió «fuertes embates del lobby de las multinacionales de delivery de comidas», dijo.

“Se trata de APPs globalizadas y controladas por fondos de inversiones, con capacidad de cabildeo sobre funcionarios y legisladores, a quienes procuran imponer sus reglas de mercado digital en los países en los que operan. Para ellos los trabajadores son descartables. Es clave concebir una estrategia global», puntualizó el dirigente gremial.

Plaini agregó que en muchos países comienzan a surgir regulaciones, pero en Argentina y en la región «es preciso librar una fuerte pelea para logar legislaciones positivas para el personal precarizado, que es 100 mil y, el 50%, de la provincia de Buenos Aires y, aunque hay un cambio cultural al que hay que adaptarse, debe regir siempre la justicia social».

Pariente destacó que «las plataformas no conciben cumplir las normas de ningún país y, Argentina, representa un paraíso para precarizar en la actual crisis”, y sostuvo que «las empresas paralelas como MercadoFlex están hechas a medida para moldear a un trabajador sin garantías, persiguiendo cualquier actitud de solidaridad sindical».

«Esas plataformas, como Rappi y PedidosYa, generan trabajo para los repartidores, pero niegan que al ser precarizados sus ganancias se multiplican. El estado no recauda y embolsan un negocio millonario de manera impune. Debe imponerse un marco regulatorio definitivo para detener ese atropello, del que algunos políticos y funcionarios -como el macrismo- son cómplices y, muchas veces, son financiados por esas aplicaciones», sostuvo.

Pariente afirmó que “esos mismos trabajadores, luego de sufrir un accidente, pasan mucho tiempo sin regresar al empleo porque las empresas se desentienden de todo», al hacer referencia a la ausencia de una ART para empleados de plataformas digitales.

“Esos trabajadores existen pero pasan a la clandestinidad, son precarizados por las empresas que generan competencia desleal, achicando o desprestigiando el mercado, por lo que es necesario crear una Federación de gremios de la actividad», puntualizó.

Soto destacó que el gremio taxista logró que a Uber «se le hiciera un juicio a través de la AFIP y debió abonar 350 millones de pesos en tributos y cargas sociales”, y aseguró que “casi todos saben de la lucha emprendida por los trabajadores del sector apenas desembarcaron esas plataformas, que son piratas y solo precarizan personal».

«La Federación nacional, a pesar de la ausencia de voluntad política, continuará luchando para que las plataformas dejen de precarizar y cumplan los dictámenes judiciales. Un ejemplo es el Enacom, que mantiene un blindaje obsceno sobre Uber», sostuvo Soto.

Aruto aseveró que solo será «la unidad la que hará fuertes a los trabajadores para poder pelear contra empresas que usan el avance tecnológico para vulnerar derechos».

Fuente: Infgremiales

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Scroll al inicio