Unión por la Patria y acordó proporciones en listas

Read Time:4 Minute, 46 Second

El oficialismo presentó este miércoles Unión por la Patria, el nombre con el que la coalición, encabezada por el Partido Justicialista, se presentará a las elecciones de octubre, y llegó a un acuerdo interno, tras una jornada de tensión, para la representación de las minorías en las listas, por lo que no se descarta que la negociación concluya con una competencia interna en las PASO.




A horas del cierre del plazo para la presentación de las alianzas, el frente que impulsa el peronismo dio a conocer su nueva marca electoral, que marcó el fin de la denominación “Frente de Todos” y suma, para la nueva campaña, los conceptos de unidad (Unión) y la defensa de los intereses nacionales (Patria).

PJ bonaerense: aceptación con reproches

A la vez, y después de una jornada marcada por reproches y advertencias, el PJ bonaerense, que conduce el diputado Máximo Kirchner, anunció que aceptó la propuesta del sector de Daniel Scioli para que las minorías tengan una representación del 30 por ciento en las listas electorales, según pudo saber Télam de fuentes partidarias.

Pero el PJ provincial no ahorró cuestionamientos para el sector de Scioli y, en particular, el presidente Alberto Fernández, a quienes acusó de tener “problemas de cartel y abundancia de vanidades”.

El peronismo bonaerense sostuvo que el sector de Scioli y del mandatario “rechazó” la propuesta que había formulado la cúpula del partido, junto a otros espacios aliados, sobre los pisos electorales para la distribución de la representación legislativa nacional, provincial y municipal que surja de las PASO del 13 de agosto.

Sin embargo, aclaró que “teniendo en cuenta que quien mayor consenso genera hacia dentro y fuera del peronismo se encuentra proscrita por decisión del Partido Judicial”, en referencia a la vicepresidenta Cristina Fernández, y sumado a “la reciente intervención de la Corte Suprema en las elecciones de Tucumán y San Juan”, el peronismo “decidió aceptar la propuesta del sector encabezado por Scioli y Alberto Fernández” de un 30 por ciento para las minorías en la conformación de las listas.

El planteo, en concreto, apuntaba a los riesgos de la ‘judicialización’ de la interna y aludía, sin nombrarlo, al ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, quien había advertido que si la conducción partidaria establecía un piso alto, su espacio haría una presentación en la Justicia por “inconstitucional”.

“Ojalá hubieran puesto la misma dedicación y esfuerzo en recuperar el poder adquisitivo de los ciudadanos, la administración de las reservas del Banco Central o en el acuerdo con el FMI que quedó muy lejos de las bondades que el Presidente anunciara una mañana de enero de 2022″, reprochó en un párrafo dirigido directamente hacia la Casa Rosada y hacia figuras que pasaron por la gestión, como Martín Guzmán y Matías Kulfas.

El espacio que respalda la precandidatura de Scioli había cuestionado durante todo el día el reglamento del PJ para fijar el porcentaje de participación: el propio ex gobernador había dicho que “aunque pongan que hay que tener dos brazos, voy a competir igual”, en una referencia irónica al accidente que sufriera en una carrera de motonáutica en 1989 y por el que perdiera el brazo derecho.

En la misma tónica, la ministra de Desarrollo Social y precandidata a gobernadora bonaerense, Victoria Tolosa Paz, afirmó que “escriban el reglamento que escriban” su espacio se iba a presentar en las PASO porque “no se puede detener la voluntad popular, que quiere participación y ampliar las barreras”.

“Ampliar el espacio para frenar la reacción”

En la presentación de Unión por la Patria, la coalición oficialista, que encabezan el kirchnerismo y el Frente Renovador de Sergio Massa, sostuvo a través de un hilo de Twitter que el oficialismo nacional tiene la “responsabilidad histórica” de “ampliar el espacio” no sólo para “frenar la amenaza” de una oposición a la que calificó de “reaccionaria”, sino para “defender a la Patria”.

Al advertir que “quienes protagonizaron los Gobiernos de (Fernando) De la Rúa y Mauricio Macri pretenden volver hoy con las mismas recetas pero de manera más rápida y contundente, recetas que nos llevaron al 2001 y al retorno del FMI en el 2018”, afirmó que buscará “llevar adelante un programa de gobierno que desarrolle la economía al tiempo que mejore la calidad de vida de los argentinos y las argentinas”.

El frente oficialista señaló que “los sectores más reaccionarios de la oposición, a través de discursos de odio y violencia, proponen la construcción de un país para pocos que incluye la eliminación de sus adversarios políticos”, y planteó que “esta vez no ocultan sus intenciones y están a la vista de todos”, en referencia a propuestas como “dolarizar la economía, endeudar al país y hacer pagar el costo del ajuste no sólo a los que menos tienen -como siempre-, sino también a la clase media”.


Intensas negociaciones

La nueva denominación fue inscripta por la tarde en el Juzgado Federal con competencia electoral de la ciudad de Buenos Aires, a cargo de María Servini.

Uno de los lugares centrales de las negociaciones fue la sede histórica del Partido Justicialista en Matheu 130, donde el gobernador de Formosa y titular del congreso partidario, Gildo Insfrán, recibió a los dirigentes de los partidos que integran la coalición para rubricar las actas nacionales.

Antes de las reuniones en la sede de Matheu, Insfrán mantuvo un encuentro en Casa de Gobierno con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, quien se perfila como uno de los posibles precandidatos del frente.

Otro de los mencionados como potenciales postulantes es el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien hoy también aclaró que “está a disposición” de su espacio.


Fuente: El Destape

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Scroll al inicio