La inflación de mayo fue del 7,8%, según el INDEC

Read Time:2 Minute, 38 Second

Por debajo de lo que esperaban las consultoras privadas, la inflación marcó un 7,8% en mayo y desaceleró con respecto a abril (cayó 0,6 puntos porcentuales). El Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló, así, en lo que va del año un 42,2%, mientras que en los últimos 12 meses, alcanzó el 114,2%.





Cabe resaltar que la inflación se había acelerado en abril al marcar un elevado 8,4%, el nivel mensual más alto desde 2002 (cuando trepó hasta el 10,4% en abril de ese año, tras la salida de la Convertibilidad).

“Hace poco más de un mes los pronósticos inflacionarios de mayo se acercaban a 2 dígitos como consecuencia del salto en la cotización del dólar paralelo en casi un 20% y de la presión ejercida sobre los precios durante los últimos días de abril”, explicó Gonzalo Semilla, economista en Jefe de CREEBBA y añadió: “A medida que transcurría el mes se observaba cierta desaceleración en los precios de los alimentos y bebidas, pudiendo anticipar una menor tracción sobre el índice general”.



Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles fue el segmento que más subió el mes pasado con un alza del 11,9%, producto de la suba de tarifas en los servicios de electricidad y gas natural por red. El podio se completó con Restaurantes y hoteles (9,3%) y Salud (9%), ésta última impulsada por el alza en medicamentos y en las cuotas de empresas de medicina prepaga.

” Vivienda lideró la variación mensual, registrando su segundo nivel más alto desde el mes de diciembre de 2017 cuando alcanzó el 17%. Las actualizaciones de las tarifas de luz y gas (+30,8%) y de otros rubros como medicamentos (+10,1%), medicina prepaga y cigarrillos (+9,9%), presionaron sobre la categoría regulados (+9%) y contribuyeron a sostener un nivel inflacionario aún en niveles muy altos”, indicó Semilla.

Por su parte, Alimentos y bebidas avanzó 5,8% en mayo que, junto con Educación (4,9%), fueron los dos segmentos con menores subas en el mes.

En diálogo con Ámbito, la economista Rocio Bisang de Eco Go, aseguró que “la principal categoría que explica esta desaceleración es alimentos, que después de varios meses en niveles preocupantes, experimentó una baja significativa y registro un aumento del 5,8%”.

En particular, mencionó que las carnes y las frutas “mostraron variaciones significativamente por debajo del resto de los productos”. En el caso de las carnes, se destacaron el pollo y la carne vacuna. Respecto a esta última, Bisang dijo que “la sequía continúa afectando la producción, forzando una sobreoferta en el mercado producto del mayor costo del alimento. En el caso del pollo por el contrario, su precio se redujo por la recuperación de la oferta luego de la ola de calor de marzo”.

Otro precio que también fue relevante fue el de las frutas que experimentó una caída y contribuyó a moderar el indicador. Se destacó “particularmente la naranja que registro una baja cercana al 10%, luego de varios meses al alza“, le explicó a este medio la economista de Eco Go.

Fuente: Ámbito

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Scroll al inicio