Definiciones electorales: cierra el miércoles el plazo para inscribir alianzas

Read Time:5 Minute, 45 Second

 A 60 días de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 13 de agosto, el cronograma electoral tendrá el próximo miércoles una fecha clave: la inscripción de alianzas, en momentos de plenas definiciones en las dos coaliciones políticas más importantes, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Este año el miércoles 14 de junio está marcado en rojo en las oficinas de todos los partidos políticos con aspiraciones nacionales, ya que a la medianoche de ese día “vence el plazo de solicitud de reconocimiento de alianzas transitorias y confederaciones para participar” en las PASO, según indica el cronograma establecido por la Cámara Nacional Electoral.

Los que es un acto meramente administrativo ante las juntas partidarias se convirtió, tradicionalmente, en un punto para negociaciones febriles que se extienden hasta el último minuto.

Las dos principales coaliciones nacionales, el oficialista Frente de Todos (FDT) y el opositor Juntos por el Cambio (JXC), deberán determinar en las próximas horas si se presentan en las PASO con las mismas denominaciones de sus frentes y si mantienen la alianza de partidos, incluyen nuevos o van en forma separada a los comicios.

El FDT es una coalición creada en el 2019, integrada -entre otros espacios- por el Partido Justicialista, el Frente Renovador -que tiene esta tarde su congreso nacional-, el Partido de la Victoria, Nuevo Encuentro, el Frente Grande y Unidad Popular, entre otros.

JXC, la principal coalición opositora, está conformada centralmente por Propuesta Republicana (PRO), la Unión Cívica Radical (UCR) y Coalición Cívica ARI, entre otros partidos políticos.

Aunque la definición formal de los candidatos será recién el 24 de junio, la inscripción de frentes diversos de lo que fue el FdT en la provincia podría significar una estrategia para evitar una primaria en ese distrito que comanda Axel Kicillof, quien buscará su reelección, contra la precandidata del ‘sciolismo’ Victoria Tolosa Paz.

Mientras a nivel nacional cuenta con al menos tres precandidatos a presidente (Daniel Scioli, Agustín Rossi y Juan Grabois), a Eduardo “Wado” de Pedro se lo menciona como posible postulante y se desconoce aún cuál será la definición del Frente Renovador de Sergio Massa; la presentación de una nueva alianza en la provincia podría derivar en que Kicillof vaya como candidato de alguno de los aspirantes a la Casa Rosada y no de todos.

El rechazo a definir el postulante a presidente en la PASO es sostenida, primordialmente, por los sectores más cercanos a Cristina Fernández y al ministro de Economía, quienes propician un candidato de unidad.

“Orden político es orden económico”, insisten cerca del titular del Palacio de Hacienda, quien esta tarde encabezará el congreso nacional del Frente Renovador, donde reiterará su rechazo a ir a las PASO y la necesidad de que el oficialismo presente un candidato de consenso.

Mientras tanto, los precandidatos Rossi y Scioli ratificaron esta semana sus postulaciones.

Las fuentes cercanas a Alberto Fernández insisten en la “prescindencia” electoral del jefe de Estado, quien sigue manteniendo la idea de una PASO amplia a nivel nacional.

Juntos por el Cambio, la principal coalición opositora, atraviesa también una disyuntiva: la suma de nuevos aliados se puede traducir en una ampliación que termine fragmentando el espacio.

A pesar de los coqueteos que durante meses Mauricio Macri llevó adelante con Javier Milei, y los elogios que el economista recibiera por parte de Patricia Bullrich, la llegada de La Libertad Avanza a JXC es hoy improbable.

Si bien en la última semana Milei dijo que en una alianza con Patricia Bullrich ganaban “caminando”, descartó la posibilidad para compartir espacio con Horacio Rodríguez Larreta, a quien calificó de “siniestro”.

En cambio, el liberal que sí desembarcó en la alianza que tiene como principales socios al PRO, a la UCR y a la Coalición Cívica, es José Luis Espert, quien fue recibido esta semana en sociedad y dijo que el principal punto de acuerdo es el antikirchnerismo.

Las rispideces entre los sectores que impulsan las candidaturas de Rodríguez Larreta y Bullrich tuvieron diversas expresiones: la puja por las candidaturas en la Ciudad y la posible incorporación del gobernador cordobés Juan Schiaretti fueron las más destacadas.

Larreta forjó años atrás en la Ciudad una alianza propia con la UCR que suponía la posibilidad de que fuera Martín Lousteau su sucesor en el cargo: aquel compromiso, de cumplirse, supondría que el PRO dejara de gobernar en su distrito más fiel, algo que no es bien visto por el macrismo y el bulrrichismo.

Luego de una depuración de candidatos, el PRO de la Ciudad llevará al exintendente de Vicente López Jorge Macri, quien competirá en las PASO contra Lousteau y con Ricardo López Murphy, el ex ministro de Economía de la Alianza que cuenta con la simpatía de Bullrich.

A la falta de acuerdo en la Ciudad y en la provincia de Buenos Aires (donde habrá una PASO entre Néstor Grindetti y Diego Santilli) se sumó una nueva cuota de discordia con la revelación de un posible desembarco de Schiaretti como aliado de Larreta.

El actual gobernador de Córdoba, férreo opositor a los gobiernos del kirchnerismo, no se presentará como candidato a la reelección en la provincia, lugar en donde impulsa la candidatura de Martín Llaryora y quien competirá con el candidato de Cambiemos, Luis Juez.

La llegada de Schiaretti podría significar la siguiente contradicción: que forme parte de una lista de precandidatos del larretismo el 24 de junio y que el 25 compita con su candidato contra Juntos por el Cambio en la elección de Córdoba.

Luego de que Bullrich asegurara que esa decisión era “completamente inoportuna” y anunciara que el debate estaba cerrado, el alcalde porteño aún no descarta la idea.

En La Libertad Avanza, el panorama se fue clarificando con el correr de las semanas: Milei anunció que no acompañaría a candidatos locales provinciales y que el proyecto político estaría centrado en su figura.

Los postulantes de esa fuerza que llegaron a participar en elecciones provinciales consiguieron magros resultados, pero entre los libertarios sostienen la esperanza de un buen desempeño en las generales nacionales.

Sin acuerdos con JXC, Milei ya anticipó que integrará su fórmula presidencial acompañado por la diputada Victoria Villaruel, que Rodrigo Marra competirá por la Jefatura de Gobierno porteña, mientras mantiene la incógnita sobre los postulantes en la provincia de Buenos Aires.

El Frente de Izquierda tendrá su propia PASO nacional entre la fórmula integrada por Gabriel Solano (Partido Obrero) y Vilma Ripoll (MST), que competirán contra Myriam Bregman y Nicolás Del Caño, ambos dirigentes del PTS que cuentan con el apoyo de Izquierda Socialista.

Si bien los dirigentes de FIT mantuvieron reuniones con los del Nuevo MAS, no llegaron a un acuerdo para realizar una primaria más amplia y Manuela Castañeira será precandidata a presidente, aspirando a superar el piso de votos para ingresar a las generales de octubre.

Fuente: La Nueva Mañana

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Scroll al inicio