} ?>

https://play.google.com/store/apps/details?id=radio.mordisquito2

Reconocieron a un grupo de mimo orientado a promover la salud mental

Administrador
0 0

Read Time:4 Minute, 3 Second

El arte del mimo tiene un “potencial transformador” para aquellas personas con padecimientos de salud mental y contribuye tanto “a nivel social como institucional” al “proceso de desmanicomialización” que el Estado nacional y algunos provinciales están instrumentando, consideró Juliana Colángelo, una de las coordinadoras del grupo de mimo “Adentro y Afuera” del Frente de Artistas del Borda, que el viernes fue homenajeado por sus 22 años de actividad, en el marco de la cuarta Bienal de Mimo organizada por el grupo Movimimo Teatro del Cuerpo en la Biblioteca del Congreso de la Nación.





Desde 2014, la Bienal de Movimimo homenajea a distintas figuras del mimo relevantes en Argentina que, en esta oportunidad, fueron los integrantes de “Adentro y Afuera”, un grupo de mimos integrado por usuarios y externos del Hospital Borda y personas de la comunidad en general, reconocido por ser el espacio de mimo con “mayor trayectoria ininterrumpida del país”.

El grupo integra a su vez el Frente de Artistas del Borda, el cual desde 1984, en los albores de la democracia recuperada, se convirtió en un espacio de producción de arte “como herramienta de denuncia y transformación” -sostuvo Colángelo- en la lucha por la desmanicomialización, retomando prácticas, teorías y experiencias comunitarias en salud mental, especialmente artísticas, que habían sido interrumpidas por la última dictadura militar.

“Creemos que el arte por sí solo no alcanza pero que sí puede generar un efecto potenciador y de transformación social y subjetiva al conmover a quienes van a ver una obra que salió de un manicomio, que está hecha por personas que están o han estado en una institución”, aseguró a Télam Colángelo, quien aseguró que el del grupo no es un arte “meramente terapéutico” para quedar “dentro de las paredes de los manicomios”, sino pensado para que circule y recorra el espacio público.

La lucha por romper con “lo manicomial”, explicó a esta agencia, no se reduce al encierro de una institución, sino que “también están los manicomios sociales, el manicomio de la normalidad, los imaginarios sociales que hay sobre la locura, los prejuicios, los miedos e inseguridades, la discriminación”.

En escena, todo eso “se pone en cuestión e invita a una transformación” tanto para los espectadores, como para “la persona que sale del manicomio, que se toma un colectivo para ir a la obra, que puede recorrer la ciudad y sentirse parte de un grupo, hacer lazos afectivos, saber que no está sola, que puede crear, aportar ideas y producir”.

En el mimo, la palabra está suspendida para “explorar y potenciar otras formas de decir con el cuerpo, los gestos y las sensibilidades”.

En paralelo, en el manicomio la palabra “también está suspendida pero porque está negada, porque sus voces no tienen la misma validez, están desjerarquizada”, continuó Colángelo.

En esa línea, resaltó el potencial de este tipo de arte para quienes atraviesan algún padecimiento mental, al suspender la palabra para habilitar “que el cuerpo hable y así recuperar el cuerpo, que socialmente está muy negado”.

Entre otros talleres y charlas, el grupo de mimo “Adentro y Afuera” se presentó el viernes por la tarde en Auditorio Leonardo Favio, de la Biblioteca del Congreso de la Nación, que fue la sede de la cuarta Bienal de Movimimo, donde presentaron un recorrido por su historia a través de una selección de escenas de diferentes espectáculos: “El por qué de los porqués”, “La divina debacle”, y “Breve ensayo sobre el desencuentro”, que culminará con el conversatorio “22 años de actividad. Desmanicomialización: Arte, lucha y resistencia”.

Generalmente las obras del grupo, que son de mimo contemporáneo o mimo teatro, tienen “un carácter político muy fuerte, de denuncia a las violaciones de derechos humanos y de lo que sucede en los manicomios, una crítica social muy fuerte a la normalidad y a los modos de disciplinamiento social”, sostuvo la coordinadora.

Respecto a la creación de las obras, Colángelo destacó el carácter “colectivo y horizontal” de la misma, en un proceso en que “jugando con los cuerpos vamos creando escenas que insisten solas, que nos convocan más sin darnos cuenta se van sumando y construyendo la obra”.

Siempre guiados, aseguró, por el afán de “ir al frente, cuestionando el imaginario social de la locura, traspasando los muros del hospital, llevando nuestras creaciones artísticas a toda la comunidad”.

En esta cuarta edición de la Bienal de Mimo, se decidió reconocer también a Georgina Martignoni, la primera maestra de mimo del país, en la Escuela Elizondo, y con una “gran trayectoria” en este arte, aunque “sumamente invisibilizada mayoritariamente para hombres”.

A su vez, el evento coincide con el 38 aniversario del Frente de Artistas del Borda que, además del grupo de Mimo, brinda talleres artísticos de Teatro, Circo, Música, Plástica, Teatro Participativo, Letras, Periodismo, Danza y Expresión Corporal, Mural y Desmanicomialización. Todos ellos gratuitos y abiertos a la comunidad en general.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

El presidente alemán puso en duda los avances en la lucha contra el cambio climático

El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, manifestó escepticismo sobre los avances que se pueden lograr en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la COP27, que comienza mañana en Egipto, dadas las tensiones mundiales.
Follow by Email
Facebook